noticias

Uruguay, reconocido con premio internacional,

Uruguay, reconocido con premio internacional,

Publicado el 10 de abril, 2012

Política Antitabaco

Uruguay, reconocido con premio internacional, continúa recibiendo apoyos En el marco de la 15ª Conferencia Mundial Tabaco o Salud, llevada a cabo en Singapur, Uruguay fue reconocido con el Premio Bloomberg para el Control del Tabaco, debido a su legislación en materia de inclusión de advertencias en las cajillas de cigarrillos. Participaron de la Conferencia “Towards a Tobacco-free World: Planning Globally, Acting Locally", transcurrida entre los días 20 y 24 de marzo, más de 2.600 especialistas del mundo entero. Una vez más, la política antitabaco implementada por Uruguay, concitó interés y apoyo. En ese sentido, cabe destacar que Bloomberg reiteró su respaldo técnico y financiero a la defensa de nuestro país frente a los reclamos de la industria tabacalera, a la vez que anunció la asignación de partidas para desarrollar programas de abandono del tabaquismo. Es oportuno señalar que los Premios Bloomberg para el Control del Tabaco (de la Fundación Bloomberg Philanthropies), reconocen la labor de gobiernos u organizaciones no gubernamentales de países de ingresos bajos y medios, que demuestran haber alcanzado avances excelentes en la implantación de políticas MPOWER. La estrategia MPOWER, creada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), consiste en las seis intervenciones más exitosas y de eficacia comprobada en cuanto al control del tabaco. Sus siglas en inglés significan: Monitoring, vigilar las políticas de prevención y la epidemia del tabaquismo; Protecting, proteger a la población de la exposición al humo del tabaco; Offering, ofrecer ayuda a quienes desean dejar el tabaco; Warning, advertir de los peligros del tabaco;Enforcing, hacer cumplir las prohibiciones sobre publicidad, promoción y patrocinio, y Raising, elevar los precios del tabaco y los impuestos al tabaco. Uruguay fue reconocido por su política sobre Warning (advertir), debido a su legislación en materia de inclusión de advertencias en las cajillas de cigarrillos, cubriendo éstas el 80% de las caras principales del envase. Participación de Uruguay y objetivos de la Conferencia Uruguay participó en la Conferencia en calidad de invitado especial, formando parte de la mesa de la sesión plenaria inaugural, la cual fue presidida por la Directora General de la Organización Mundial de la Salud, Dra. Margaret Chan, e integrada por los Ministros de Salud de Noruega, Australia, Turquía y Fiji. Nuestro país estuvo representado por el Embajador Ricardo Varela, quien se dirigió a los presentes a través de un discurso efectuado en representación del Ministro de Salud Pública, Dr. Jorge Venegas, quien canceló su participación en esta reunión en pleno viaje, retornando inmediatamente a Montevideo desde su escala en San Pablo el sábado 17 de marzo, debido a los hechos de público conocimiento. En la Declaración final del encuentro, se señala, entre otros aspectos, que “el tabaco, en todas sus formas, es una catástrofe mundial de la salud que causa más de 6 millones de muertes al año, un sufrimiento indecible, y el costo de muchos miles de millones de dólares cada año”. En ese sentido, se manifiesta que “el consumo de tabaco es el principal factor de riesgo prevenible de enfermedades no transmisibles que, si no se corrige, tendrá un costo de US$ 7 billones de dólares entre 2010 y 2025, sólo en los países de bajos y medianos ingresos”. Se reafirma que “la Organización Mundial de la Salud, Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT OMS), las directrices y protocolos, constituyen la mejor base para la política y actuación en todos los países”. Asimismo, se hace hincapié en que “el aumento de los esfuerzos de control del tabaco, son esenciales para mejorar la calidad de vida, mejorar el desarrollo humano y reducir la carga social, la carga ambiental, económica y sanitaria”. A ese respecto, “la colaboración integral y la coordinación en los planos mundial, regional y nacional, entre las comunidades de control del tabaco, así como los sectores fuera de la salud, son esenciales para mover hacia adelante los esfuerzos de control del tabaco”. La Declaración hace énfasis además, en que “la industria del tabaco opera a escala global, promueve los productos a través de todos los medios posibles, continúa desarrollando nuevos productos y obstruye medidas eficaces de control del tabaco; siempre abusando de las políticas gubernamentales e internacionales en la agricultura, la industria manufacturera, el comercio y los impuestos”. Se considera asimismo, que “los jóvenes son el blanco de la industria del tabaco y por lo tanto deben estar facultados para desempeñar un papel vital en el control del tabaco”. Por otra parte, entre las recomendaciones para el año 2015, se destaca que “todos los gobiernos incorporen el control del tabaco como elemento básico en los planes de acción nacional para enfermedades no transmisibles”. Asimismo, se expresa que “de acuerdo con los compromisos acordados por los Estados Miembros de las Naciones Unidas (ONU), en la Declaración Política de la Reunión de Alto Nivel sobre Enfermedades no Transmisibles, el control del tabaco se incorporare al programa de desarrollo a nivel nacional y mundial, incluyendo el seguimiento a los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), los indicadores de desarrollo de la ONU y las Naciones Unidas para el Desarrollo (MANUD)”. En ese sentido, se recomienda que “todos los gobiernos adopten objetivos y un amplio monitoreo / vigilancia, para la reducción de la prevalencia del consumo de tabaco de acuerdo con las recomendaciones de la OMS”.

Volver al archivo de Noticias